PICHI

PICHI
Precioso sabueso joven, de pelaje color negro y fuego y de bonito porte. Desechado porque no servía para cazar. No sabemos lo que le ha pasado pero llegó totalmente aterrado, no salía de su caseta y solo temblaba del miedo cada vez que nos acercábamos. Sigue miedoso pero ya sale al patio a jugar con su compañera de chenil.
Necesita una familia con mucha paciencia que le deje espacio para que vaya confiando poco a poco. A pesar de su miedo es un perrito muy noble ya que nunca ha tenido un mal gesto con nosotros, solo se esconde por miedo a que le hagamos daño. Es sociable con otros perros y sería ideal que la familia tuviera otro perro en el hogar para así apegarse a él y avanzar mas rápido.
¿Te animas a conocerle?

¿Qué necesita?

MADRINAS Y PADRINOS: