¿Qué perro debo adoptar? Déjate asesorar.

¿Qué perro debo adoptar? Déjate asesorar.

Una vez tengas decidido dar el paso de la adopción se te planteará la siguiente duda; ¿qué perro debo adoptar? ¿que perro encajará conmigo y/o familia?.

En la mayoría de los casos, y por desgracia, las personas tienden a enamorarse con los ojos, y resultando en la mayoría de los casos adopciones no fructíferas porque el animal no encaja en la familia, lo que provoca que un animal que ya había sido abandonado sea abandonado de nuevo. Para los animales esta situación es muy dura, y por ello en nuestro proceso de adopción intentamos que no ocurra. ¿Y cómo lo hacemos? El futuro adoptante debe de rellenarnos un cuestionario de adopción dónde se le realizarán preguntas de carácter personal con el único propósito y fin de conocer a la futura familia, y saber cuales de nuestros perros en adopción encajarían con el/la interesada, o si el perro por el cual muestra interés es acorde a lo que busca.

 

No te enamores con los ojos, enamórate con el corazón y la razón.

Qué es lo que necesita ese perro, y si yo puedo dárselo. Y no estamos hablando de una casa con un amplio jardín, concepto totalmente erróneo, ya que en Abedules tenemos numerosos perros para los cuales vivir en una amplia casa con jardín no sería su vivienda ideal, ya sea porque son muy apegados a las personas o porque necesitan poco espacio. En numerosas ocasiones se descarta a familias, que a pesar de ser buenas familias para la adopción en general, no cumplen los requisitos de lo que ese perro en concreto necesita. Por ello aconsejamos que no os enamoréis por los ojos, si no con la razón y el corazón.

Familias con una vida sedentaria con perros muy activos, perros muy sedentarios con familias muy activas… Por ello te recomendamos que te dejes asesorar por nuestro equipo, ya que son las personas que más conocen a los perros y ellos sabrán si ambos encajareis bien en vuestra nueva historia de amor.

 

¿Un cachorro o un adulto?

Cachorros es el equivalente a paciencia y tiempo. Están en la «edad del pavo» y requieren de más atención para ir moldeando su conducta, pero únicamente moldearás eso, su conducta. Ya que los perros desarrollan su carácter fuera de la educación que les demos, ya sea nervioso, tranquilo o activo, no sabes como saldrá ¡sorpresa!.

¡Ay pero y lo monos son…! Si, son muy monos y muy graciosos, hacen muchas tonterías y eso nos gusta. Pero los cachorros en sus primeros meses de vida lo muerden todo, harán sus necesidades dentro de la casa, lloriquearan para llamar tu atención, y es posible que las horas de sueño de las personas las tenga descuadradas, por ello a las 3 de la mañana se pondrá a jugar y a las 2 de la tarde estará dormido como un tronco.

Por otro lado, adoptar un perro adulto significa, por encima de todo, dar una nueva oportunidad a un animal que ha sido abandonado y que se merece volver a tener un hogar donde recibir cariño y ser feliz. Los perros que han pasado por esta experiencia son muy agradecidos y establecen de manera más rápida una relación estrecha con su nuevo compañero y/o familia. Adoptar un perro adulto además supone conocer el tamaño que tendrá y conocer su carácter definitivo. Sabremos de antemano si es un perro nervioso o tranquilo y ello nos ayudará a saber si el perro encajará con nuestro estilo de vida, podrás adaptar mejor la elección del animal a tu manera de ser.

El porcentaje de demanda de adopciones en cachorros respecto a perros adultos es mucho mayor, y el número de abandono de adultos, como es lógico, es muchísimo mayor. Adoptar un perro adulto es una experiencia preciosa porque son perros que en la mayoría de los casos han tenido una vida muy mala (de mierda) y es una oportunidad de cambiarle la vida y de ser por fin feliz.

Adopta y comienza una bonita historia.

Nuestros Perros en Adopción

  • 1
  • 2